¿No querías compartir?, ¡pues toma dos tazas! (P2P y F2F)

Lo sentimos en el hacklab, lo sentíamos en el hackmeeting, y lo sentiremos allá donde vayamos, porque no hay escapatoria, o te defiendes o pereces, y es que el mensaje nos lo están dejando claro. Ésta punzada en la nuca creada por el incesante recorte de libertades y limitación artificial de la libre difusión de la cultura ya lleva tiempo tocándonos las pelotas a muchos, y acercándose peligrosamente al hachazo dictatorial.

Así que ni cortos ni perezosos estamos regando una plantita que nos deje la tierra más lustrosa ;) en este proceso creativo de la cuidadanía (y la sanee de cánones digitales y literarios)

Ya la presentamos el otro día, se llama Bibliopuma (Plaza del Pumarejo nº 3), y es un espacio okupado mágico inaugurado el pasado 7 de marzo, heredero de la sabiduría ancestral que nos deja la lucha por las culturas hechas personas y arropada por todos los integrantes de la Casa Palacio del Pumarejo.

Tres fases nos hemos marcado en el horizonte para la lucha por la difusión libre de la cultura Analógico/Digital:

- Prerrequisitos. Consultar al abogado David Bravo Bueno sobre asuntos legales de interés.
(Objetivo cumplido, David Bravo Bueno nos pone al corriente de lo que puede conllevar el acto de Desobediencia Civil que desarrollamos y nos ofrece sus servicios de manera altruista y con nula remuneración)

- Fase Alfa. Adquirir contenidos audiovisuales, literarios, etc, con licencias libres (Copyleft, CC, Dominio Público) y difundir la propuesta. Permitir la consulta del catálogo de los contenidos a través de Internet y su copia directa desde la sede física de la biblioteca. (En construcción)

- Fase Beta. Ídem a la alfa pero abarcando todos los contenidos indistintamente de su licencia. Algunos objetivos pasan por dar cabida a los contenidos utilizados en los variados ciclos de cine proyectados en nuestra ciudad, entre otros. En ésta fase buscaremos la máxima difusión del discurso por la libertad de difusión de la cultura. (Pendiente)

Actualmente nos hayamos a las puertas de la Fase Alfa y por ello empezamos a recopilar enlaces de interés de adquisición de contenidos libres y planeamos primeras etapas de autogestión para la adquisición de espacio de almacenamiento propio (actualmente contamos con 1TB disponible). Nos consta que la idea de la Biblioteca Digital (F2F) está emergiendo en los movimientos hacktivistas y desde que empezamos a promover su uso a principios del '08, en el mercadillo cultural que se realiza los sábados por la mañana en la Plaza del Pumarejo, hemos sido prueba de ello. Por lo tanto esperamos acojáis como se merece a esta iniciativa.

Como bien hemos dicho, no solo se trata de contenidos digitales, la propuesta de biblioteca ataca todos los frentes culturales imaginados, desde el préstamo gratuito de libros físicos, a actividades como recitales de poesía, presentaciones de libros, cuentacuentos, exposiciones, proyecciones, talleres de informática (cómo publicar en Indymedia, primeros pasos, etc).

El funcionamiento de la misma es sencillo, te creamos una ficha con tu nombre y un teléfono de contacto y agregamos tu dirección de email a una lista de correo para que podamos hablar entre todos los socios y hacer peticiones de libros que los demás puedan tener, por ejemplo, a demás de comunicar las próximas actividades y evolución de la iniciativa. A la vez se te hace entrega de un carné gratuito con el logo de la biblio con un número de socio que sirve para apuntar los prestamos. Y así tienes dos plantas, en lo que antiguamente era una farmacia, a tu disposición; con paredes llenas de libros y varios puestos de ordenador (cedidos por la Papelera Electrónica del Hacklab) con conexión a internet, para consultar el catálogo de la biblioteca, y para poder copiarse contenidos diréctamente a algún medio de almacenamiento externo (lapiz de memoria, reproductor mp3, disco duro externo, etc), ni que decir tiene que usamos software libre (en nuestro caso Xubuntu por las máquinas de bajo rendimiento que disponemos).

Un dato curioso del reciente éxito, en estos dos meses de trabajo, es la inmensa cantidad de donaciones que estamos recibiendo al ser una biblioteca vecinal, ya que las bibliotecas públicas y concertadas no admiten las mismas y por tanto realizamos un trabajo de embudo que focaliza la riqueza cultural allá donde se necesita. Así una vez llenado el cupo de libros que admite el espacio físico de la misma, entramos en contacto con ONGs que hacen recogidas periódicas para destinarlos allá donde escasean estos recursos.

Dicho esto, solo nos queda lanzar la pelota al tejado hacktivista, porque a falta de pan buenas son tortas y toda la voluntad que podáis ofrecer para construir la Bibliopuma, se agradecerá, tanto por el movimiento hacktivista como por la sociedad, estamos a vuestra disposición.

Un fuerte abrazo y Happy Social Hacking!!!